Cunicultura

1.-El conejo
2.-PLANEACION DE LA PRODUCCION
Cunicultura

Imagen
 
La cria y explotacion del conejo
La cunicultura, cría y explotación del conejo domestico, es una actividad agropecuaria de larga vida y amplia difusión en casi todas las naciones europeas, las que, por lo reducido de su territorio y por las calamidades sufridas en los conflictos armados de 1914 y 1939, se han visto obligadas a producir alimentos en espacios pequeños y al mas bajo costo.

En América del norte, los granjeros canadienses y norteamericanos, ante los múltiples beneficios que se obtienen de la explotación racional del conejo consideraron importante intensificar su cría

En nuestras comunidades rurales es común que los hombres sean cazadores del conejo silvestre; cuando ocasionalmente encuentran un nido con gazapos, los alimentan con desechos de cocina y forrajes de fácil adquisición: a los hombres de campo les agrada la exquisitez de su carne, pero pocas veces se dedican a reproducirlos y casi nunca aprovechan su piel.

Existe una ignorancia tal acerca del conejo, que en México, y en casi toda Latinoamérica, la cunicultura no tiene el desarrollo y la importancia que merece como industria productiva y lucrativa a corto plazo.

Entre los múltiples problemas que afectan a los campesinos, podemos citar los siguientes: ocupación limitada a pocos meses del año; producción utilizada casi totalmente en el consumo domestico y falta de capital para intentar nuevas producciones.

La cría del conejo domestico, intensificada, como son los deseos del gobierno, creara nuevas fuentes de trabajo, diversificara la producción y la hará continua, y capitalizara, aunque lentamente, al agro mexicano junto con otras labores agropecuarias.

Quienes desean invertir en el campo encuentran todos los planes de inversión saturados y competidos; el campesino; sin capital inicial, rechaza las nuevas explotaciones pues imagina que todo cambio de producción necesita de fuertes desembolsos.

La cunicultura acepta inversiones de todas las esferas sociales y económicas: el pequeño, el mediano y el gran inversionista puede crear empresas sólidas y rentables con el conejo, al tiempo que forman centros de trabajo.

Tres hembras y un macho pueden proporcionar variedad y proteínas animales a la dieta de una familia, y treinta hembras en producción, constituyen un buen principio para la producción industrial.

La inversión inicial para la cunicultura siempre es más económica que para iniciarse en otras ramas agropecuarias, pues los pies de cría y las instalaciones son de precio reducido; los cuidados que requiere el conejo son relativamente pocos, su alimentación es barata y el aprovechamiento es total: del conejo se utiliza la carne, la piel, el pelo y los excrementos.

Es tradicional la facultad prolífica del conejo; quien se dedica a su cría siempre tendrá mercancía lista para salir al mercado, por lo que el problema de producción queda resuelto pues el mercado pues el mercado para el conejo siempre esta abierto y es muy variado.
Los laboratorios clínicos y farmacéuticos necesitan todos los días conejos para experimentar los efectos de sus productos; conejos para practicar reacciones clínicas y para fabricar antisueros.

Los peleteros quieren pieles que suplan las que provenían de animales salvajes, marta, nutria, cibelina, armiño, especies casi extintas por la caza inmoderada y de costosísima importación; a ellos el conejo les proporciona sucedáneos de gran calidad.

En todo el mundo crece la demanda de alimentos y sobre todo, de proteínas animales. Es urgente producir alimentos en el menor espacio, a la mayor brevedad, al costo mas bajo y con el mayor rendimiento; todo esto lo consigue el conejo, poseedor de una carne blanca, de rico sabor y de alto valor proteínico.

La cunicultura puede desarrollarse en el campo o en los alrededores de las grandes ciudades, sin olvidar que una cría pequeña se puede mantener en los patios, jardines y azoteas de las casas de ciudad intensificando la limpieza, pues el conejo es un animal que ocupa poco espacio, no es ruidoso y con pocos cuidados, es muy limpio y sano.

La cría del conejo domestico puede hacerse como actividad principal, secundaria y aun por diversión siempre será productiva.

Dedicarse ahora a la cría del conejo es iniciarse en la rama agropecuaria de mayor futuro en México y Latinoamérica; pero la cunicultura es rentable solamente cuando se aprovechan todos los recursos de la ciencia y de la tecnología modernas, a fin de incrementar la producción y acelerar la ganancia con métodos prácticos, cómodos y expeditos; la experiencia de los cunicultores europeos y las investigaciones científicas norteamericanas sobre genética y alimentación, aunadas a los trabajos sobre el control de enfermedades realizadas por los laboratorios veterinarios del mundo, han revolucionado las técnicas de explotación en la producción agropecuaria, pues la hacen mas económica, rápida y lucrativa.

Pero todos los recursos científicos serán costosos e inútiles si no son aplicados correctamente a nuestro medio ambiental, social y económico: los textos que existen a disposición del cunicultor novel en México, son traducciones de obras informativas extranjeras que describen situaciones climáticas y exigencias cunículas que no se presentan en México o Centroamérica.

EL objeto de este libro será orientar al cunicultor novel o veterano en todos los aspectos que presenta una explotación racional del conejo: para ello nos serviremos de la información alcanzada en otras latitudes por laboratorios, centros de investigación y cunicultores; conocido las experiencias de algunos cunicultores mexicanos y los resultados de muchos experimentos realizados en nuestro país, aplicaremos todo a la realidad nacional para facilitar los trabajos y resolver con prontitud los problemas que surgen en la cotidiana labor del conejar.

La solución a cada situación temática, puede presentar varias opciones para el cunicultor, quien analizara, por su situación geográfica y económica, cual es la que debe elegir como mas adecuada para obtener mayores beneficios.

Cualquiera que sea el numero de conejos que se mantienen en explotaciones, los cuidados y los servicios generales son los mismos; pero el monto de la inversión inicial y la capacidad personal del cunicultor para desarrollar el tamaño de su conejar, son factores determinantes en la clase de instalaciones, servicios y numero de conejos con que se iniciaran los trabajos.

Por el número de animales que se mantienen en explotación se puede dividir la explotación entres clases:

1.-Domestica

La producción se destina al consumo familiar y a un número reducido de clientes; los cuidados los practican todos los miembros de la familia. Se puede iniciar con 3 hembras y un macho, o con 30 hembras y 3 o 5 machos.

2.-Semindustrial.

La explotación exige el trabajo de tiempo completo de una persona y la ayuda de uno o dos ayudantes: 100 a 300 hembras en producción, con el numero adecuado de machos o reproductores selectos.

3.-Industrial.

Más de 300 hembras en producción. El personal estará preparado para realizar todas las labores del conejar sin perdida de tiempo y los sistemas utilizados facilitaran el trabajo para que sea productivo.
 
Escribeme a yave2009@hotmail.com